Seguro que ya te estás planteando cómo reabrir tu negocio a medida que ves que esta pandemia del COVID-19 va remitiendo.

No sé si eres una de las muchas personas que han podido trabajar desde casa o no. La Universidad de Chicago hizo un estudio en el que afirmaba que solamente el 34 por ciento de los trabajos se puede hacer desde casa completamente. (Becker Friedman Institute, University of Chicago Booth School of Business).

Ya sabes mejor que nadie que más de 17 millones de personas en todo el mundo engrosan las listas del paro en todo el mundo a consecuencia de este desastre global.

Muchos empresarios están desconcertados ante la situación actual, y sobre todo ante el período de incertidumbre que se abre ante nosotros una vez que podamos volver a ejercer nuestra actividad habitual.

¿Qué pasos puedes dar para reabrir tu empresa?

  1. Minimiza el riesgo
  2. Mejora tus procesos
  3. Prepara tus instalaciones
  4. ¿Qué pasa si tu equipo no quiere volver al trabajo?
  5. Revisa tu manera de contratar
  6. Establece horarios escalonados de trabajo

  1. Minimiza el riesgo. Las restricciones probablemente se van a ir levantando de forma gradual. Pero eso no significa que ya no va a haber riesgo. ¿Qué vas a hacer? ¿Cómo vas a minimizar el riesgo? Hay empresarios que están planificando hacer que todos sus empleados se hagan el test del COVID-19 para comprobar si ya han pasado la enfermedad.
  2. Mejora tus procesos. Ahora es el momento de pensar qué vas a hacer cuando un empleado o colaborador tenga fiebre. ¿Y qué harás si la persona que tiene fiebre es un puesto clave en tu empresa? Imagínate que tu mejor vendedor, recepcionista, directivo, o maitre muestra síntomas de Coronavirus. Este es el momento de planificar cómo vas a actuar, qué plan de contingencia puede funcionar mejor.
  3. Prepara tus instalaciones. Si tienes un restaurante o un hotel, ¿qué vas a hacer para que tus empleados guarden la distancia entre ellos y con relación a los clientes? Coge un plano de tus instalaciones o dibújate uno, y empieza a hacer bocetos sobre cómo puedes funcionar con las mejores garantías posibles.
  4. ¿Qué pasa si tu equipo no quiere volver al trabajo? Hay gente muy asustada. Sin ir más lejos, una de las personas que trabaja en mi equipo para uno de mis clientes más grandes de formación y consultoría, poco más o menos que se ‘negó’ a acudir al cliente (más de 500 trabajadores) por miedo al contagio. Esto fue incluso antes del confinamiento. Y tengo que decir, que esta personas estaba asustada con bastante razón. Algunos son personas en situación de riesgo. Sobre todo si tienen alguna discapacidad o condición crónica. Te vas a encontrar con gente que cuando vuelva al trabajo solicite la baja por enfermedad física o mental. ¿Cómo vas a prepararte para ese escenario?
  5. Revisa tu manera de contratar. La opción más obvia es volver a contratar a las mismas personas que tenías, y que quizá entraron en el ERTE que tuviste que hacer (si lo hiciste). Aquellas personas a las que llames tienen que escuchar de tu boca que tienes un plan para mantenerles sanos y salvos en su lugar de trabajo. ¿Lo tienes ya? ¿Lo tienes por escrito? Si yo fuera tú, ya lo estaría redactando, poniéndolo en bonito y listo para enviarlo a aquellos empleados que vayan a volver al trabajo en cuanto sea posible y estés listo.
  6. Establece horarios escalonados de trabajo. ¿Cómo puedes hacer para que la actividad se desarrolle con el menor número de personas a la vez en los mismos espacios? ¿Cómo podrías programar las actividades de modo que no coincidan a las mismas horas más personas de las que caben guardando la distancia personal mínima de 2 metros?

Seguro que no ves el momento de volver a la actividad. ¡Normal! Aprovecha ahora el tiempo para contrastar ideas que te ayuden a retomar el día a día de tu negocio de la forma más segura. Esta es la mejor forma de presentarte ante tu equipo como un líder compasivo, equilibrado, y que realmente se interesa en el bienestar de las personas en su equipo.

De hecho, este puede ser un buen proyecto que puedes consensuar con tu equipo, especialmente con aquellos miembros del equipo que están demostrando un mayor grado de compromiso. Además de plantear la seguridad de tu equipo, trabaja en la seguridad de tus clientes.

No dejes tu planificación para reabrir tu empresa para dentro de una o dos semanas. Posiblemente habrás perdido la oportunidad de crear una buena estrategia que funcione y aporte seguridad a tu gente, y ofrezca los mejores resultados para entrar a competir en el mercado.

¿Quieres trabajar conmigo el plan de reapertura de tu negocio tras el confinamiento?


Suscríbete a mi newsletter y descárgate GRATIS mi eBook #VentaxReferencias

Publicado por Nathan Manzaneque -

Connecting talent to opportunity | Inspiring change | Sharing | There's no better legacy than honesty

Deja un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: