El miedo es un factor paralizante. Especialmente en una crisis como la del COVID-19 y el escenario que se abre ante nosotros después del confinamiento a cuenta del Coronavirus de las narices.

Algunos empresarios dejan sus grupos de networking y grupos mastermind durante la crisis, justo cuando más necesitan de las conexiones y estrategias para salir adelante.

Todos lo sabemos. Cuando sentimos un grado de temor muy fuerte, lo que nos pide el cuerpo a muchos es dejar de inmediato proyectos e inversiones sobre los que pende un halo de incertidumbre. ¿Es una buena idea paralizar por completo nuestro marketing?

«Dejar de hacer publicidad para ahorrar dinero, es como parar el reloj para ahorrar tiempo.»

Henry Ford


Dejar de invertir en marketing durante el confinamiento puede ser uno de los mayores errores que una marca puede cometer durante el confinamiento y posterior crisis.

Tu competencia no está durmiendo la mona durante el confinamiento, y ten por seguro que está construyendo relaciones con tu cliente objetivo.

Tú por tu parte puedes decidir parar tu reloj; eso no quiere decir que vayas a ahorrar tiempo. Es como el avestruz que entierra la cabeza en la arena para ignorar el peligro. El hecho de que no quieras ver lo que ocurre, no significa que no tu competencia no te vaya a comer la tostada. Ahora es el momento de hacer marketing inteligente.

The Ostrich Strategy: Why Ignorance Is No Excuse
Parar de hacer marketing en una crisis es hacer el avestruz. Es momento de estar más activo que nunca y con más cabeza.

Seguramente lo más inteligente es que pares acciones de marketing planificadas para el largo plazo desde antes del confinamiento. Esas acciones probablemente ya no son relevantes o pueden ser claramente inapropiadas en un contexto en el que tus clientes objetivo pueden estar confinados y con una perspectiva muy diferente a la que tienen normalmente.

En cambio, éste es el momento de llevar a cabo acciones de marketing en el corto plazo. De ofrecer cercanía y de ganarte un espacio en tu nicho de mercado a través de pequeñas acciones significativas que puedan aportar valor. ¿Has empezado ya? ¿Te gustaría recibir ayuda con tu marketing a corto plazo?

Recuerda que no todas las formas de hacer marketing y estrategias empresariales cuestan lo mismo. De hecho, no todas las formas de marketing cuestan dinero como tal, aunque sí consuman recursos tales como tu tiempo. Pero es un coste muy asumible si te conducen a un escenario en el que no solo sobrevive tu proyecto empresarial, sino que lo hace con mayor garantías de crecer en el futuro.

¿Qué piensas? ¿Qué cambios vas a hacer en marketing en tu empresa?


Suscríbete ahora y recibe gratis mi eBook «Ventas X Referencias»

Publicado por Nathan Manzaneque -

Connecting talent to opportunity | Inspiring change | Sharing | There's no better legacy than honesty

Deja un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: