Si tienes o has tenido empresa con empleados es muy probable que estés de acuerdo con esta declaración; Los empleados son una de las facetas más challenging (retadoras o difíciles) de ser empresario.

Y ni siquiera voy a entrar en la parte de la legislación laboral ni en lo justo o injusto que el sistema puede llegar a ser en tu país.

Cada uno somos de un padre y de una madre, mundos aparte. Incluso cuando una persona actúa de buena fe en ocasiones hace cosas difíciles de entender. Y hay veces en que esas cosas además son difíciles de digerir porque tienen un efecto negativo en la empresa.

Tomar decisiones en lo relativo a empleados puede ser muy agotador, difícil, y es como un melón. Hasta que no lo abres no sabes si sabrá bien, mal, o regular.

Si eres empresario, ¿cómo tomas tus decisiones a la hora de contratar, ubicar, re-ubicar, o despedir empleados? ¿Cómo determinas cuando vale la pena seguir invirtiendo en un empleado que no parece aportar el rendimiento mínimo esperado?

Todo se reduce a comunicación

Expectativas. Lo que tú esperas del empleado por un lado. Lo que el empleado cree haber entendido de lo que tú esperas de él. Lo que el empleado recuerda de lo que una vez creyó haber entendido de lo que tú en su momento le dijiste que esperabas de él. ¿Dónde está eso registrado? En muchas PYMES (pequeñas y medianas empresas) no existe el famoso Job Description. No se utilizó con cada empleado un documento escrito en que se detallan las responsabilidades, atribuciones y expectativas del rol en cuestión. Y la memoria es eso… cuanto menos subjetiva. ‘Nunca me dijiste’. ‘Pues no es así como yo recuerdo la entrevista’. You know what I mean (sabes a lo que me refiero).

El empresario de PYME o micro-PYME anda a veces atolondrado y como pollo sin cabeza. Y eso quiere decir que dedica menos tiempo del que quisiera en cuidar el proceso de selección y el de induction (incorporación y formación).

A menudo nunca existió un documento escrito con la descripción del puesto, y mucho menos se le entregó a cada empleado junto con su Appointment Letter (carta de nombramiento) cuando se le dio el empleo. ¿Cuántas reuniones se tienen al cabo del año con cada empleado para ayudarles con su desempeño y encontrar formas de ayudarles a mejorar? De nuevo, en las empresas pequeñas y no tan pequeñas, a menudo suspendemos.

Sin estas y otras herramientas, el empresario a menudo se encuentra en el brete de tener que tomar decisiones cuando es demasiado tarde y el fuego ha provocado varias explosiones incontroladas, valga el símil.

Sé lo que estás pensando. ‘Nathan, en mi empresa no usamos ninguna de esas gaitas y no nos ha ido ni tan mal.’ Vale, aceptamos pulpo como animal de compañía. Pero, ¿puedes imaginar cuánto más habrían crecido las PYMES si los empresarios tuvieran mejores estrategias y herramientas? Sin ir más lejos, en países como España e Italia, el tamaño medio de las empresas es raquítico. Seguramente, en parte al miedo atávico del empresario a lidiar con empleados y hacer crecer su empresa.

Te propongo mi Matriz Posicional de Rendimiento para llevar a la simplicidad extrema el análisis que hacemos cuando nos atascamos en la toma de decisiones con algún empleado. No es ni mucho menos perfecta. Es más, me encantaría que me dieras tu opinión según tu experiencia en la gestión de empleados.

  1. Cuando el empleado está en el rol más idóneo para él y tiene un rendimiento muy por debajo del mínimo que esperas de ese puesto.
  2. Cuando el empleado está en el rol más adecuado y rinde algo por debajo de las expectativas.
  3. Cuando el empleado está en el rol que más se ajusta a su perfil y rinde notablemente por encima de las expectativas.
  4. Cuando el empleado no está en el rol que más encaja con sus características y rinde por encima de lo esperado.
  5. Cuando el empleado no está en un buen rol para él y rinde siempre algo por debajo de forma consistente en el tiempo.
  6. Cuando el empleado está en un rol que no le va bien y teniendo eso en cuenta, rinde muchísimo menos de lo que cabría esperar.

¿Cuál es tu opinión? Comparte este artículo y tu experiencia en la materia en forma de comentario.

Publicado por Nathan Manzaneque -

Connecting talent to opportunity | Inspiring change | Sharing | There's no better legacy than honesty

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: