– ‘Nathan, que yo no trabajo de cara al público’

Me da igual, aún así tu equipo, empleados, compañeros, socios, esperan que tengas un nivel de competencia alto en estas cinco habilidades. Y seamos realistas, todos podemos pulir algo más alguna de ellas, o todas ellas.

Si eres empleado, desde el pistoletazo de salida en tu relación con tu jefe (la entrevista, claro) tienes que demostrar que eres competente en estos cinco aspectos. Y para demostrar que eres competente, tienes que haber adquirido, ejercitado y consolidado estas competencias. Primero tienes que ser, y después tienes que parecer. Primero el contenido, y luego tu carta de presentación, tu currículum, y tu preparación mental, intelectual y emocional para la entrevista.

Si eres jefe, te la juegas cada día. Cada uno es de un padre y una madre. Pocas cosas hay tan difíciles como gestionar personas. ¡Qué te voy a contar!

Seguro que has escuchado hablar de estas cinco habilidades con anterioridad, así que no te me vengas ni muy arriba, ni muy abajo, porfa. Déjame que te rete a pedirte que, con toda sinceridad, te auto-evalúes en una escala del 1 al 10 en estas habilidades (1, si crees que eres un paquete, y 10 si crees que eres mejor que Gandhi, Tonny Robbins y la madre Teresa juntos).

Si eres una persona que lidera una empresa o un proyecto empresarial, necesitas aún más estas habilidades. Seguramente estás cada día en contacto con muchas personas de las que en mayor o menor medida depende tu éxito. Ahí vamos:

1. Escuchar para comprender

Image result for active listening

Escuchar el doble de lo que hablas no es la peor estrategia posible. Escuchar con el fin de entender:

a. qué quiere la otra parte

b. qué interés le motiva a expresarse así

c. qué contexto le lleva a decir lo que dice

d. cuál es su estilo de comunicación

e. cómo es su personalidad

f. cómo puedes adaptar tu forma comunicarte con la persona para adaptarte mejor a su estilo de personalidad, a comunicarte de una forma que le resulte cómoda a la otra persona, y que aún así, resulte auténtica.

La persona más inteligente de la sala

suele ser la última en hablar

2. Lenguaje no verbal

Image result for non verbal communication

Puedes decir misa. Si tus ojos, tu expresión facial, lo que dice tu careto, el tipo de contacto visual con la otra persona, tus gestos, cómo te sientas, te levantas y te mueves, dicen algo incoherente, la otra parte no va a confiar en tu comunicación. Y por lo tanto en ti.

3. Empatía

Image result for empathy

Que no simpatía. Puedes ser una persona muy simpática, y muy egoísta. Tener la sonrisa más bonita a este lado del Manzanares. Los chistes más divertidos de Cái. Y aún así tener cero empatía. Del 1 al 10, entre tú y yo. Ahora que no nos oye nadie. Cuánto eres capaz de 1) percibir y 2) entender qué siente la otra persona y con qué intensidad.

Mostrar empatía con sinceridad es seguramente una habilidad crítica a nivel personal y profesional. Un líder que finge mostrar empatía genera un compromiso bajísimo entre los miembros de su equipo. Un líder que ni siquiera se molesta en fingir empatía no tiene seguidores; tiene clientes y empleados en busca permanente de mejores pastos.

¿Cómo muestras empatía a mayor grado? Pregunta. Muestra interés. No vayas al tomate directamente. Escucha las preguntas que te hacen sin replicar al instante. Valora que compartan problemas y situaciones. Ayuda a resolver las situaciones que te plantean. Dedícales tiempo en el contexto apropiado.

4. Cooperación

Image result for cooperation

La única manera de alcanzar objetivos comunes en un equipo. ¿Eres capaz de trabajar con otros colegas con diferentes (a veces muy diferentes) antecedentes y opiniones? ¿Cómo es tu experiencia? ¿Y la de ellos?

¿Eres de los que se desespera porque los demás no hacen las cosas a tu manera y en tus tiempos? “Anda quita, que ya lo hago yo.” No hace falta que lo digas, si lo estás pensando. Tu equipo lo nota. ¿Eres amarrategui? ¿De los que creen saber delegar pero que están micro controlando cómo hacen las tareas los compañeros o empleados? Ese tipo de gestión puede llevar al garete todos los esfuerzos que pongas para construir una cultura de colaboración en tu empresa.

Un equipo no es un grupo de gente que trabajan juntos.

Es un grupo de personas que confían los unos en los otros.

– Simon Sinek

5. Comunicación verbal

Image result for verbal communication

Está claro, ¿no? Necesitamos tener la habilidad para expresarnos usando un lenguaje sencillo, claro y comprensible. Normalmente lo que queremos es que los demás nos entiendan. ¿Has hablado con gente que se tiene por lístisima de la muerte, y te has preguntado después qué carallo querían decir en definitiva? ¿Qué leches querían de ti? Pues eso, I rest my case (todo queda dicho).

Esto incluye la comunicación por teléfono. ¿Por qué crees que a tantas personas les supone un desgaste emocional tremendo hablar por teléfono? Hay múltiples razones. Pero una de las más importantes es que no sienten internamente que tienen la habilidad de conversar bien desarrollada en el plano profesional. Ya sea que lo reconozcan abiertamente, o sea algo que está en su subconsciente. Su cerebro reptiliano les está gritando durante la conversación “¡por Dios, que alguien me dispare! ¡Qué cuelgue ya el paisano este y me deje en paz!” Imáginate las consecuencias que tiene que mientras alguien de tu empresa habla con tus clientes, esté sintiéndose de esta forma. ¿Crees que tu cliente no lo nota? No tienen ni un pelo de tontos. ¡Claro que lo notan!

Por cierto, las patadas al diccionario destruyen reputaciones.

6. Comunicación por escrito

Image result for written communication

El respeto por la gramática refleja el gusto por las cosas bien hechas. Cuando se envían correos, mensajes de texto, se hacen presentaciones o proyecciones, es tan importante mostrar atención al detalle como mostrar buenos modales. Dicho sea de otra forma, cometer faltas de ortografía o estilo trasmite a la otra parte una falta de cuidado tal, que es imposible disociarla de la idea de falta de profesionalidad.

Las faltas de ortografía aniquilan la credibilidad de quien escribe. 

Si te has asignado una puntuación de menos de 8 y eres empresario, o eres empleado y te pusiste menos de un 7, deja lo que estás haciendo y llámame. Tiene solución. Si te has asignado más de esa puntuación y has sido sincero, enhorabuena.

Puede parecer una barbaridad lo que te voy a decir, pero estas cinco habilidades hace décadas se enseñaban en el hogar. Formaban parte del sistema de valores y capacidades que se transmitía de padres a hijos. ¿Qué está ocurriendo que más del 60% de los gerentes de empresa no encuentran estas capacidades en muchos de sus empleados recién salidos de la carrera? ¿Realmente se puede ayudar a una señora o a un señor que tenemos empleado en nuestra empresa por muy buena formación académica a que mejore en estas competencias clave ?

Si eres empresario o directivo, piensa en tu equipo. Puntúa a cada miembro de tu departamento. ¿Notas que pueden o deben mejorar? Hablemos.


Publicado por Nathan Manzaneque -

Connecting talent to opportunity | Inspiring change | Sharing | There's no better legacy than honesty

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: