Pasillos estrechos, cocinas para hacerse un té o cantina para comer, espacios diáfanos y tal. Se pusieron de moda y muchas empresas utilizan el sistema ‘open-plan’.

Se suponía que los empleados iban a interactuar mucho más, y a ser más proactivos. Trabajarían hiper-motivados. La idea no es mala. ¿Pero hasta qué punto funciona? ¿Tu apuestas por oficinas ‘open-plan? ¿Si tuvieras que elegir entre tener privacidad y concentración, o tener más colaboración e interacción con qué te quedarías?

En la era digital, estamos sobre-estimulados. Nos llegan alertas, pitidicos y vibraciones de toda clase. Nunca hemos sufrido mayor cantidad de distracciones. Y eso nos toca un pié.

En muchos trabajos nuestros empleados tienen que tomar decisiones basándose en el análisis complejo de información y datos que tienen primero que recopilar y procesar. Y para eso es vital poder concentrarse. Otros tienen que hacer llamadas de teléfono para las que tienen que prepararse bien y mantener un alto nivel de foco. Cada vez que el entorno favorece la interrupción de estos procesos cognitivos estamos haciendo las cosas más difíciles para nuestros empleados. Le ponemos más complicado evitar los errores y ser eficaces.

La eficacia en el trabajo está directamente relacionada con la capacidad para centrarse en una tarea sin interrupción.

Curiosamente cuando nuestros empleados no consiguen concentrarse en su tarea más de cinco minutos sin que les anden interrumpiendo, se frustran y sus ganas de colaborar con otros se van al garete. ‘No me entretengas que llevo todo el día para terminar este informe, y no se qué pasa que no hay forma’. 

‘La productividad en oficinas de diseño ‘open-plan’ decrece en dos tercios’ – Julian Treasure, Sound Business

La publicación Scandinavian Journal of Work, Environment and Health aseguró que la gente que trabaja en oficinas tipo ‘open-plan’ se toman un 62% más de días de baja que los que tienen su propio espacio cerrado. Aún hay más:

  • Sufren mayor exposición a gérmenes, por lo que caen malos más a menudo
  • Están más estresados
  • Son menos productivos al distraerse constantemente con gente hablando
  • En general están menos motivados y su satisfacción laboral es más baja

Tener cierto grado de privacidad en el trabajo contribuye a mantener a concentración y la motivación para colaborar con otros. Pero no todo el mundo es igual. ¿Dónde puede estar la solución?

Parece que una de las tendencias es la de tener zonas diferentes disponibles para los empleados, según el tipo de trabajo que van a hacer y lo que sienten que necesitan en cada momento. Pero parece que en una cosa hay cierto grado de consenso; necesitamos más privacidad auditiva y visual y entornos con luz natural para trabajar de forma más eficaz y ser más felices en el trabajo.

¿Y tú qué opinas? Comparte y comenta.

Anuncios

photo_1097817566903043

Mejora la productividad en tu empresa con Asentiv

Publicado por Nathan Manzaneque -

Connecting talent to opportunity | Inspiring change | Sharing | There's no better legacy than honesty

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: