Me siento bien haciendo sentir bien a los demás. Eso significa que en muchas ocasiones he terminado aceptando o diciendo que sí a cosas que en realidad no encajaban con mis objetivos. Ya puedes imaginarte el precio que he tenido que pagar en muchos aspectos. Especialmente en los negocios.

Pero cuando trabajas con objetivos, llega un momento que no te da la vida. No puedes hacerlo todo. Así que decir que no a oportunidades y requerimientos de los demás se ha convertido en uno de los hábitos más productivos en mi vida.

Hay cuatro áreas en las que deliberadamente digo que no con más cuidado:

1. Hábitos tentadores que a la larga me hacen daño.

A ver cómo te lo explico. Soy de Bilbao. Me encanta comer. Vivo en Málaga. Aquí se come de lujo. No soy un tipo bajito (1.84 m), pero en un momento dado llegué a los 104 kg. Tenía todas las excusas. A ver si te suena alguna de ellas:

  • ‘Es que como fuera casi todos los días’
  • ‘No sé dónde ni cuándo voy a parar a comer’
  • ‘Tengo hambre a todas horas’
  • ‘Un día es un día’
  • ‘En Enero me pongo’
  • ‘En Septiembre me pongo’

Con apenas 40 años, sentirse con falta de agilidad es una barbaridad. Así que después de muchos años de excusas, a finales de 2016 empecé a decir no a hábitos de comida que no eran de lo más saludable. Ahora peso 83 kg, duermo mejor, tengo más energía y mi capacidad de concentración se ha disparado. Incluso mi confianza en mi mismo ha subido de manera importante. Cuando tengo que viajar para dar consultoría o ponencias donde sea, me encuentro mucho más en forma que hace unos años.

Y no solamente en lo que tiene que ver con la comida, cada vez me cuesta menos decir que no a eventos o reuniones que tendría que meter con calzador en mi agenda y que desequilibran mi productividad personal y profesional.

2.Los culebrones.

Como dice Pedro Parra, un amigo murcianico con mucho camino recorrido en los negocios, ‘todos tenemos nuestra pedrá‘. La vida está ya bastante llena de desafíos para todos como para prestar atención a los dramones que a veces nos intentan colocar encima. Está en nuestras manos decir ‘no, gracias’.

Quizá tienes gente tóxica alrededor que sabes que te hacen la vida difícil. Porque sí. Porque creen que pueden. Hasta que te los quitas de encima.

Y eso significa terminar relaciones profesionales o de otro tipo que no están en linea con la dirección que tomamos. No hay necesidad de cargar con gente negativa, ¿no?

Pero, ojo… eso incluye tus propios culebrones. ¿Arrastras frustaciones o complejos que te anclan en algún punto de tu pasado? Pues es tiempo de cortar, de curar esas heridas y dejar que el pasado quede donde debe estar.

3.Clientes y negocios con los que no conecto.

Durante años trabajé en multinacionales como Danzas o DHL, encorsetado en un tipo de trabajo con poco margen de desarrollo. Haber dicho que no y haber trabajado duro durante años me ha ayudado a construir mi sueño de trabajar como consultor en marketing por recomendaciones, habilidades en dirección y comunicación en inglés y en español. Quién me habría dicho entonces que terminaría haciendo lo que me apasiona realmente viajando por el mundo y conociendo gente increíblemente interesante.

4.Marrones que pueden evitarse.

No me digas que no. Con el tiempo, hay cosas que tú ya sabes que no quieres hacer, pero que quizá haces por compromiso. Planes que sabes que te tocan las narices, colaboraciones y sesiones de ayuda a gente que no van en serio, que sabes positivamente que te van a hacer perder el tiempo. ‘Sí, sí, lo hacemos en un par de semanas…’ Y al llegar el plazo, nada de nada.

Qué maravilla cuando te plantas con un no firme a la par que elegante. Te sientes tan ligero que vuelas. Hasta tu ‘disco duro’ va más rápido.

En resumen, ahora que nos acercamos a este momento en el año en el que te planteas qué tal se te dio la cosa y cómo quieres que te vaya el año que viene, ahora es el momento de repasar si has dicho que no cuando debías, y que te prepares para sacudirte la presión de decir que sí cuando no quieres. No seas rehén de las razones de otros. This is your life, right?

Anuncios

Enciende Tu Negocio con la formación estratégica de Asentiv
Descubre cómo hacer crecer tu negocio con un método que está ayudando a miles de empresarios en más de 20 países. Visita www.spain.asentiv.com

Publicado por Nathan Manzaneque -

Connecting talent to opportunity | Inspiring change | Sharing | There's no better legacy than honesty

Participa en la conversación

1 comentario

  1. Eres el mejor!!! Me identifico taaannnto contigo!!! Ya estoy consiguiendo el primer no…así q a por los siguientes!!!
    Te admiro un montón. Besines desde Leon

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: