Es todo un reto compartir contigo este verano en el que ya hemos entrado de lleno. Está siendo uno de los que más proyectos están viendo la luz. Y lo que te rondaré morena… Pero no puedo resistirme a compartir, ¡así que aquí vamos!

Las ganas de compartir algo muy bonito que he vivido este mes han podido con el calendario endiablado que llevo. Uno de los gestos más elegantes, coherentes y auténticos que he recibido recientemente. He sido invitado a uno de los grupos de networking empresarial que fundé y gestioné durante años.  ¿Te cuento?

Quizá sepas que he formado de la nada y gestionado grupos de networking de empresarios como Director Consultor Senior justo hasta Enero de 2016 en la soleada Málaga la Bella. ¡Parece que fue ayer!

Fue una decisión difícil la que tuve que tomar; dejar mi participación activa en todos esos grupos de networking en los que tanto había invertido. Tantas personas maravillosas a las que había dedicado tantas horas. Necesitaba concentrarme en construir mis negocios, después de haber levantado el negocio de otros. Después de haber ayudado a otros empresarios con su estrategia de negocio, había llegado la hora de trabajar más y mejor para construir mis propios sueños. La decisión ha resultado ser un éxito personal y empresarial.

La inmensa mayoría de aquellos empresarios con los que trabajé han seguido colaborando y nos hemos seguido apoyando. Sigo aprendiendo mucho de vosotros cada día. Gracias por seguir ayudándome a trabajar con clientes a los que me resultaría mucho más difícil llegar sin vuestra ayuda. Y por continuar compartiendo ideas, recursos y ratos muy especiales que hacen de mi profesión el mejor trabajo del mundo. Realmente se llega más lejos en equipo que estando solo. Todo mi agradecimiento para vosotros. No sería el mismo sin vosotros chicos y chicas.

Pare aquellos poquitos que se olvidaron pronto de mi contribución y esfuerzo, permítanme que les mire a ustedes a los ojos y les diga un sincero ‘gracias‘. También me han ayudado ustedes haciéndome partícipe de su lado menos amable, a apreciar a pesar de su crudeza algunas lecciones aprendidas. Gracias por haberme ayudado a conseguir un crecimiento personal y empresarial mucho más alto de lo que imaginé, y por impulsarme a llegar a ser mucho más fuerte de lo que ni ustedes desde luego, ni yo mismo jamás pensé que podría. No sería el mismo sin ustedes (y ustedas).

A lo importante… hace más de tres años que fundé este pedazo de grupo empresarial del que os hablaba. Ha sido muy emocionante comprobar cómo continúan con el mismo espíritu increíblemente positivo y auténtico que solíamos promover y compartir como equipo. Un aprendizaje personal importante para mi:

El liderazgo se demuestra siendo antes que nada, agradecido

2017-07-06 00.11.38

El regalo más bonito que me han hecho con el que me quedo es el cariño y el aprecio auténtico, honesto que me mostraron en este aniversario del grupo. Así que este artículo es tanto para ti, querido lector como en agradecimiento hacia ellos.

GRACIAS CHICOS,

¡¡sois simplemente ÚNICOS E IRREPETIBLES!!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Uno de mis valores centrales como persona es el agradecimiento. Así que me resulta reconfortante experimentar cómo tantas personas en el mundo empresarial siguen compartiendo este importante valor personal y profesional a lo largo del tiempo.

Y aquí entras de lleno tú, querido lector. ¿Podemos desarrollar y compartir a un grado mayor nuestro aprecio por:

1- Socios y partners en los negocios

2- Empleados

3- Contactos profesionales

4- Competidores

5- Amigos

6- Miembros de nuestra familia

¿Cuándo fue la última vez que llamaste a alguien con el que solías hacer negocios o solías trabajar? ¿A alguien con el que compartiste un proyecto en el pasado? Da igual si no salió como te habría gustado. Una llamada sincera. No para venderles algo. Solamente para decir:

‘¡Hey!, gracias por todo lo que aportaste.

Significó mucho para mí.

Marcaste una diferencia muy positiva en mi trayectoria.’

u24business woman on the phone 2Déjame que te desafíe.

Píllate un café o una taza de té. Lo que sea que te haga feliz. Tómate cinco minutos para reflexionar sobre quién te ayudó más en echando la vista atrás. Respóndete a esta pregunta: ‘¿Le/s demostré aprecio auténtico?’

Si la respuesta es ‘no’, atrévete a coger el teléfono y hablar con esa persona para demostrar agradecimiento y aprecio real, honesto, auténtico. Le hará bien a quien llames. Pero aún más, te hará bien a ti mismo. Déjame que vuelva a compartir este aprendizaje personal:

El liderazgo se demuestra siendo antes que nada, agradecido

Lo bonito en la vida es compartir, ¿no crees? Comparte conmigo cómo has sido capaz de demostrar tu liderazgo recientemente, al mostrar tu aprecio sincero y agradecimiento auténtico a alguien de tu entorno personal o profesional.

Publicado por Nathan Manzaneque -

Connecting talent to opportunity | Inspiring change | Sharing | There's no better legacy than honesty

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: