Hoy he estado de funeral. Ted, un amigo inglés que amaba Málaga al que echaremos de menos.

Desde que supe la noticia llevo unos días tocado, así que me ha costado escribir mi post de esta semana especialmente.

Sí, la vida es corta. Ahora vas y te pones a hablar de estrategias de marketing por recomendaciones. Seguro que te ha pasado cuando vuelves de un funeral. Hay una pregunta que te bombardea. O mejor dicho, dos. ¿Por qué? y ¿Para qué?

¿Por qué? La pregunta viene porque no estamos preparados para aceptar la brevedad de la existencia. Y ¿para qué?, porque uno no puede evitar plantearse la banalidad de muchas cosas que nos rodean y ocupan nuestras existencias.

Pero os aseguro que mi propósito con éste post no es deprimir al más pintado. Nada de eso. Me quedo con la idea de que cada minuto cuenta. Es precioso y no vuelve. Ya lo tenía claro antes de esta semana, pero me refuerzo en la idea.

No hagas networking por hacerlo. No malgastes tu tiempo si no tienes un por qué claro, y si no tienes la certeza de que acudir a ese evento te va a ofrecer un ROI (retorno por la inversión) que realmente te sirva.

Seguro que conoces a emprendedores y empresarios que se vuelven adictos al subidón de adrenalina de ir a todos los saraos. Da igual el día de la semana y la hora. Da igual cuántos a la semana. Da igual si me aporta algo o si está en línea con mis objetivos profesionales y empresariales o no. ‘Algo sacaré, ¿no?’

La vida es muy corta. Pasa tiempo con tus seres queridos. Sé equilibrado. No le robes tiempo a tu familia y amigos. Es suyo y no puedes enmendarlo si se lo quitas. Tampoco dejes de hacer networking dentro de tu estrategia, porque hacer networking medible y con cabeza es la manera de hacer contar tu tiempo realmente.

Participar en el networking adecuado para tu situación profesional y empresarial en el foro adecuado puede ahorrarte miles de euros y muchas horas de esfuerzo comercial.

Hazte un favor. Mira cuántas horas has pasado haciendo networking el 2016 y piensa en cuántas han sido productivas. Llama hoy mismo a tus padres, abuelos y amigos. Dile a las personas que más quieres que vas a estar presente en sus vidas y no te van a tener que compartir con nadie constantemente en horas no laborales. Y cúmplelo.

Va por ti, Ted.

Publicado por Nathan Manzaneque -

Connecting talent to opportunity | Inspiring change | Sharing | There's no better legacy than honesty

Deja un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: