Emocionar o morir

Puedes acudir a todos los foros, eventos, asociaciones o empresas de networking que quieras. Pero no te engañes:

Si no emocionas, estás muerto.

El mensaje correcto y el canal más eficaz.

Al hacer networking, pregúntate ‘¿es éste el canal más eficaz y rentable para llegar a los contactos profesionales que me interesan para mi empresa?’

Y por supuesto, cuando quieres saber cómo hacer networking del bueno, del rentable que te hace conseguir relaciones empresariales que te aporta valor económico y profesional, tienes que controlar la calidad de tu mensaje.

Tener un presupuesto anual.

Presupuesto para hacer networking, sí señor/a. No me he vuelto loco. Tienes que hacer un presupuesto para tu networking. Igual que en cualquier otro aspecto del marketing. Según lo que pagas, así es la calidad de lo que recibes.

No puedo recalcar lo bastante lo importante que es que le dediques la inversión de tiempo proporcional para alcanzar tus objetivos de facturación. ¿Sabes ya cómo medir tu networking para saber cuánto invertir?  Si le dedicas menos tiempo, te frustrarás antes del primer año.

Desde luego, no es solamente cuánto networking haces. Es crucial medir dónde lo haces. Desde hace años vengo recomendado a cientos de empresarios que practiquen networking de manera estructurada en al menos dos o tres sitios. Por ejemplo: Yo he sido un miembro muy activo en AJE y en BNI por años.

AJE, como podría ser una Confederación de Empresarios, es una asociación. Tiene una ‘cultura’ de interacción genial que favorece ampliar la red de contactos en un tiempo récord si tienes una estrategia. El ambiente es cómodo y es rentable siempre que sepas dónde vas y seas autodisciplinad@.

En mi experiencia hasta la fecha, hacer networking en una asociación como AJE es una manera fantástica de empezar a construir una red de contactos especialmente cuando  arrancas como empresario. Pero además también es una forma estupenda de continuar ampliando esa red una vez que creces como empresa.

Una asociación es una parte importante de tu estrategia de marketing por recomendaciones para producir resultados a corto plazo.

En cambio las empresas como BNI son empresas que agrupan empresarios y tienen una ‘cultura’ de alto rendimiento que favorece profundizar la red de contactos en un espacio de tiempo moderado.  Si no tienes ya una base de contactos profesionales construida es contraproducente. Requiere más tiempo de desarrollar y puede formar parte de tu estrategia a largo plazo para conseguir nuevos clientes.

Y no quiero decir que empresas como BNI sea idóneo para empresas más grandes y asociaciones como AJE para empresas más pequeñas, ni mucho menos. Lo que sí creo firmemente es que son herramientas profundamente necesarias y complementarias.

La conveniencia de usar una, ambas o más de una ha de venir dictada por tu estrategia de crecimiento empresarial y tu presupuesto. Cuanto más rápido quieras crecer, más te favorecerá estar en más de una. Pero cuidadín, si no estás al 100% en cada una, estarás multiplicando por cero.

Pero sin importar en cuántos foros decidas hacer networking profesional, tu mensaje deberá estar adecuado a tales foros. Y aún más importante.

Cuando sepas para qué, dónde y qué decir, Emociona. 

En el nuevo marketing relacional (de relaciones) decimos que tu empresa es tan buena como las emociones que es capaz de crear en tu público objetivo.

Si cuando presentas tus servicios o productos en un networking no eres capaz de emocionar con tu presentación, olvídate de sacar negocio. La emoción o ausencia de ella es la que impulsa a tus nuevos y viejos contactos a presentarte a un cliente potencial o no.

 

¿Serías capaz de recordar la presentación que has visto u oído en un networking que más te ha impresionado? Hazme un favor, cuéntame cómo fue en un comentario en este post.

He visto miles de presentaciones (literalmente). Es muy difícil quedarme con una. Pero ahí voy:

Un rejoneador de toros que tiene una finca fabulosa para realizar eventos apareció para presentar su empresa vestido de rejoneador y recitando un poema (muy bueno por cierto). Yo me atrevería a decir que una gran parte de la audiencia de empresarios que estábamos allí nos emocionamos. Es difícil que cualquiera de los presentes olvide esa empresa, y a ese empresario.

Pero no te me pongas a escribir poemas a no ser que sea estrictamente imprescindible, ¿eh? Que la inspiración no visita a todo hijo de vecino con la misma intensidad… ehem.

¿Qué opinas? ¿Tus presentaciones emocionan o matan la emoción?

 

Comparte con un comentario debajo y si te gustó este post, ¡comparte!


 

1 comentario en “Emocionar o morir Deja un comentario

  1. Excelente reflexión…si no emocionas estás muerto!!! Desde mi experiencia , la manera de transmitir las “cosas”, hace q los demás se fijen o no en ti…las historias venden y la afectividad, ilusión y emoción , mezclado con el trabajo y el esfuerzo, es una combinación perfecta!! Ah… y todo unido con la diversión!!
    Emociona y te verán!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.